Mantenimiento de un acuario

Una vez que tenemos nuestro acuario funcionando llega el momento donde es necesario realizar un mantenimiento del acuario periódico para mantener nuestro acuario en condiciones óptimas.

Veamos algunas de las actividades que tendrás que realizar en el mantenimiento de tu acuario.

Como Limpiar un Acuario

Para limpiar tu acuario vas a necesitar algunos utensilios que deberán utilizarse sólo para limpiar acuario, de ninguna manera debes usarlos para otra cosa, porque cualquier otra sustancia que esté presente en ellas puede matar a los peces.

Sin embargo sólo son orientativos, ya que existen muchos complementos para la limpieza de un acuario, pero esto es lo básico que deberías tener para limpiar sin complicaciones.

mantenimiento de acuario

Aspiradora de acuario

La aspiradora la puedes conseguir en cualquier tienda y sirve para limpiar los desechos. Para poder utilizarla en acuarios pequeños es necesario adaptarle una manguera más pequeña, lo cual puedes hacerlos utilizando un suplemento entre las dos mangueras.

Ya tienes tus utensilios, ahora es hora de limpiar.

En este sentido muchas personas aconsejan que es mejor vaciar la pecera para efectuar la limpieza, retirando todos los elementos existentes en la pecera, incluso los peces, pasándolos a otro recipiente con agua del mismo acuario.

Si bien esto se puede hacer, lo mejor es mantener las condiciones del acuario, sin perturbar demasiado, porque de otra manera los peces se pueden estresar y enfermar, ya que ponen su sistema de defensa en alerta y no pueden resistir mucho tiempo en malas condiciones.

Por ello este tipo de mantenimientos se pueden hacer una vez al año o también si notas que hay demasiada suciedad.

Cambiar el agua periódicamente

El agua con el tiempo va perdiendo sus propiedades, nutrientes y va acumulando un exceso de nitrato generado por los filtros, por esta razón debemos cambiar el agua semanalmente.

Al cambiar el agua es necesario sacarla 24 horas antes y pasarla por un desclorador, para eliminar los excesos de cloro y luego déjala para que tome temperatura ambiente.

Se recomienda cambiar al menos el 30% del agua, aunque  la periodicidad en el cambio del agua depende de los niveles que tenga, lo cual se puede medir con aparatos de medición.

Existen unas medidas estándar para cada indicador.

  • PH: Define la acidez del agua, podemos disminuirla agregando CO2. El valor aconsejado es 6,5.
  • KH: Muestra la dureza temporal, para subirlo se utiliza bicarbonato potásico. El valor aconsejado es 4.
  • GH: Dureza total, define la cantidad de sales. Para subir el GH es necesario agregar sulfato de magnesio. Valor aconsejado: 8.
  • NO2: Nitritos, oxidación del amoniaco. Valor aconsejado 0 mg/l. Si es superior a 0 deberemos revisar los filtros biológicos.
  • NO3: Nitratos, oxidación de los nitritos. Valor aconsejado 5 – 10 mg/l. Para aumentarlo se utiliza Nitrato Potásico (KNO3), para disminuirlo se cambia el agua.
  • PO4: Fosfatos, surgen de la descomposición de los excrementos de los peces. Valor aconsejado: 0,5-1 ml/l. Para aumentarlo se utiliza Fosfato Monopotasico (KH2PO4), para disminuirlo se cambia el agua.
  • K: Potasio, si tienes plantas es necesario agregarlo, ya que el acuario no lo genera, es abono básicamente. Para regularlo se utiliza Sulfato Potásico (K2SO4).
  • FE: Hierro, es un micronutriente que sirve para las plantas. Valor aconsejado: 0,1 mg/l. Para aumentarlo se utiliza: Hierro quelatado tipo EDTA.

Mantener el agua en buen estado

El problema principal es que los peces excretan sobre el agua y estas excreciones generan con el tiempo sustancias, como amoniaco, las cuales son tóxicas para nuestros peces.

Para este propósito disponemos de filtros biológicos, los cuales se ocupan de generar bacterias que al entrar en contacto con estas sustancias las transforman en benéficas o menos nocivas, sin embargo necesitan una ayuda de parte nuestra para que funcionen correctamente.

Los filtros generan bacterias lentamente y dependen de los desechos que se generen para eso, por eso debemos ayudarlos dando de comer a nuestros peces sólo lo necesario, es decir en pocas cantidades, para que no se acumulen restos de comida y se generen desechos de más.

Si notamos que el agua está de un color oscuro o blanca es porque algo está fallando y deberemos revisarlo cuanto antes. En este sentido, debemos revisar los siguientes puntos para encontrar el problema:

Falta de mantenimiento en el acuario

El más claro, el agua sucia o turbulenta es signo de falta de mantenimiento.

Funcionamiento de los filtros

Ver que todos los filtros funcionen correctamente. Si tenemos un filtro que por alguna razón genera turbulencia, como un filtro de grava, puede hacer que los desechos ensucien el agua. Y en el caso de un filtro biológico, puede pasar que no esté filtrando bien y por lo tanto no alcanza para tratar a los desechos, en este caso puede ser necesario cambiarlo por otro o por uno más grande, dependiendo del problema.

Exceso de comida

Puede ser que le estamos dando más comida que la necesaria y los peces no la estén consumiendo, quedando en el fondo de la pecera y por el propio movimiento de los peces se dispersa en el agua, dando un color oscuro.

Limpiar el sustrato

Con el paso del tiempo se va acumulando suciedad y desechos, por distintas razones y es necesario limpiarlos, sin embargo si  tienes plantas en el acuario  no es necesario quitarlas todas ya que sirven de alimento para ellas.

Para realizar la limpieza se pueden utilizar utensilios para limpiar grava y los llamados sifones o aspiradoras para limpiar el sustrato.

El agua retirada de la pecera es un buen abono, por lo que puedes utilizarla para las plantas de tu jardín.

Mantener los filtros limpios

limpiar filtros de acuarios

Los filtros sirven para limpiar el agua y por lo tanto contener los desechos, que por supuesto se van acumulando en los filtros, por eso es necesario limpiarlos periódicamente.

En los filtros biológicos deben limpiarse las esponjas con la misma agua del acuario, ya que si se hace con agua del grifo, el cloro puede matar a las bacterias. Las esponjas se cambian cada año, y no hay que cambiarlas todas si no, una por una para que se mantengan un buen porcentaje de bacterias, hasta que se poblen de bacterias las esponjas nuevas.

En los filtros de grava o mecánicos, debes limpiarlos también con la misma agua del acuario y cambiar los carbonos cada tantos meses.

Estos consejos forman parte de un mantenimiento básico para un acuario común, luego dependiendo de la complejidad de nuestro acuario necesitaremos realizar otras cosas o utilizar otros utensilios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte!

Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus amigos.