El pez dragón: Toda la Información sobre su Mantenimiento

El pez dragón, también llamado gobio dragón, gobio anguila, gobio de Perú o gobio violeta (entre su muchos nombres comunes), es un pez de agua salada.

pez dragón

Sobre el pez dragón en general

El Gobioides broussonnetii, el pez dragón original, puede llegar a medir más de 2 pies (60 cm), aunque los otros miembros de este grupo, por lo general, llegan a medir la mitad de ese tamaño.

Estos peces son, con frecuencia, muy tímidos por naturaleza.

Pero una vez que los tienes en tu acuario y los alimentas del modo correcto, puede ser un pez fascinante que estará años contigo.

 

Mantenimiento del pez dragón

cuidados pez dragón

Pez Dragón Albino

Para mantener sano tu pez dragón, recuerda que debes proporcionarles siempre agua limpia, tibia y que el pez estará en mejores condiciones en un medio de agua salada que en uno de agua dulce.

La temperatura del agua del pez dragón debe ser de 80 ° Fahrenheit (aproximadamente 26,5 ° Celsius) y puede oscilar o permanecer entre 77 ° y 83, ° F (25 ° y 28 ° C) por lo que necesitas un calentador y un termómetro.

Las fluctuaciones excesivas de temperatura o un tiempo muy prolongado a temperaturas especialmente calientes o frías, debilitarán a tu pez, lo que resultará en la pérdida de apetito y un sistema inmune débil.

Un trastorno del sistema inmune hará que tu pez dragón sea más susceptible a las enfermedades: desde una enfermedad fácilmente tratable a una de difícil tratamiento.

Tu acuario debe tener una capacidad de por lo menos DE 25 galones (95 litros) de agua para tu pez dragón.

Esto es más del promedio requerido para cualquier otro pez tropical.

Te recomendamos un acuario o pecera que almacene un mínimo de 50 galones (190 litros), si deseas ser propietario de un pez dragón.

Además, al pez dragón se le debe mantener en un acuario con una longitud de por lo menos 4 pies (1,2 metros).

El pez dragón es un pez delicado, por lo que el mantenimiento es parte vital para su supervivencia. Realiza cambios de agua semanales, entre el 10-15% de agua contenida en tu acuario.

Esto permitirá que tu pez dragón siempre disponga de un medio de agua limpia y que los residuos o restos de comida no se alojen por el filtro.

Tu pez dragón necesita de un buen filtrado para que el agua no se vuelva tóxica.

Cuando selecciones un filtro para tu acuario, recuerda que debes asegurarte de que el filtro proporcione un filtrado para un tanque de suficiente capacidad.

Tu pez dragón te lo agradecerá.

Muchas personas utilizan varios filtros pequeños para mantener en buen estado un tanque grande como el requerido para tu pez.

El uso de varios filtros en el acuario permite un mejor mantenimiento ya que no pones en riesgo el ciclo de tu acuario.

 

Alimentación y cuidados de tu pez dragón

Los peces dragón son principalmente carnívoros y carroñeros, por lo que precisan una dieta alta en proteínas.

Muchos alimentos procesados de alta calidad se hallan disponibles para estos peces.

Los puedes hallar en mercados y tiendas de mascotas. Los alimentos de peces congelados son una buena opción.

En la naturaleza, la mayoría de los peces dragón comen invertebrados acuáticos, principalmente insectos y larvas de insectos.

Proporciona una amplia variedad de estos insectos congelados, así como otros alimentos secos procesados y congelados.

Tu pez debe ser capaz de consumir toda la comida que le ofreces en solo dos minutos. Si no hay comida en el tanque una vez transcurrido este tiempo, el agua no se contaminará y el pez dragón será menos susceptible a las enfermedades.

Sólo tienes que alimentar a tu pez dragón una vez al día. Si lo alimentas más de una vez lo pones en riesgo de salud porque lo estás sobrealimentando.

Proporcionar una adecuada dieta, aumentará la esperanza de vida de tu pez dragón y reforzará su sistema inmunológico.

Anteriormente mencionamos que el pez dragón es de carácter tímido. Proporciona a tu pecera un montón de cuevas y plantas para esconderse.

Esto incidirá en su salud y su apetito, así que recuerda que le pez dragón es muy susceptible en asuntos de alimentación así como su transporte.

Es probable que el pez dragón no vaya a comer el primer día o incluso el segundo día después de haber sido llevado a tu casa.

Sin embargo, si esto continúa, intenta entrenarlo con un horario de alimentación a base de larvas de mosquito congeladas o camarón de salmuera.

Una vez que está comiendo bien ya no representará un problema.

Ten en cuenta que estos peces no tienen buena visión y son fácilmente intimidados por otros peces.

Si tienes otro pez que es un comedor compulsivo, es muy probable que vaya a evitar que el pez dragón coma lo suficiente.

Si esto sucede, es mejor separar el pez dragón del resto de los peces del acuario con un divisor o tabique.

Al menos, tenlo separado del resto en los momentos de las comidas. Si el problema continúa la opción es colocarlo en una pecera distinta.

 

Los compañeros del pez dragón

El pez dragón puede convivir con una variedad de otros peces, aunque los peces pequeños a veces se convierten en su presa.

Además, como se señaló anteriormente, al pez dragón no le va a ir bien con un pez agresivo.

Al igual que con todos los peces, peces dragón pueden convivir con peces de temperamentos similares y que requieran los mismos cuidados.

Tu mejor solución para el compañerismo de tu pez dragón, serán los peces de agua salada de similar tamaño.

 

Finalmente

Recuerda que los peces dragón son hermosas criaturas de la naturaleza marina.

Es responsabilidad del dueño de esta mascota el cuidarla y proporcionarle un medio ambiente saludable y adecuado para su crecimiento.

Así que dar a tu pez dragón el espacio requerido, agua tibia, salada y limpia, una rica variedad de alimentos en buen estado y buenos compañeros en la pecera debe ser responsabilidad de su dueño.

El resultado será una mascota que estará largo tiempo contigo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte!

Si te ha gustado el contenido, compártelo con tus amigos.